Ley 21.456 y su reajuste al salario mínimo mensual

El pasado 26 de mayo fue publicada la Ley N.º 21.456, que reajusta el ingreso mínimo mensual, la gratificación legal, la asignación familiar y la compensación a PyMES.

Dicha reforma, que establece una de las mayores alzas registradas históricamente en nuestro país, eleva el monto del ingreso mínimo mensual a $380.000 desde el 01 de mayo de este año (operando de manera retroactiva), y posteriormente a $400.000 desde el 01 de agosto. Además, como mecanismo de resguardo contra la inflación, se establece que en caso de que el I.P.C. interanual de diciembre supere el 7% operará un nuevo aumento desde enero de 2023, quedando fijado el ingreso mínimo en $410.000 mensuales.

Es importante señalar que dicho aumento también afectará otros cálculos de los ingresos de las y los trabajadores, como el aumento del monto y tope de la gratificación legal para aquellos que reciben ésta de manera garantizada, llegando dicho tope a los $150.416 mensuales desde mayo, y a $158.333 desde agosto. En conjunto a lo anterior, se establece un incremento de la asignación familiar por cada carga registrada, la cual tiene un valor diferenciado por tramo de ingresos recibido por el trabajador o trabajadora, el cual también comenzó a regir desde el mes de mayo del presente año.

Es importante destacar que, como mecanismo de compensación a las pequeñas y medianas empresas, esta ley crea un subsidio para todos los empleadores que registren ingresos anuales de hasta 100.000 Unidades de Fomento, por un monto de $22.000 por cada trabajador que reciba el ingreso mínimo mensual, el cual aumentará a $26.000 en agosto del presente año y eventualmente a $32.000 en enero 2023, en caso de operar el reajuste previsto eventualmente para dicho mes.

Por último, esta ley establece sanciones para empleadores que abusen del mecanismo de subsidio, tales como la simulación de contratos de trabajo o la reducción de sueldos de trabajadores ya contratados para acceder a dicho pago, por lo que, además de la fiscalización efectuada por la Dirección del Trabajo y el Servicio de Impuestos Internos, será relevante la acción de la organización sindical a fin de evitar incumplimientos del sistema.

Con estos cambios se busca avanzar en mecanismos de equidad en las remuneraciones, acercando a las y los trabajadores con menores ingresos a estándares de vida más dignos. Con todo, aún queda bastante camino por recorrer, tanto en materias de población bajo la línea de la pobreza, así como en también en cuanto a los altos niveles de desigualdad de ingresos en nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *